Download El Suicidio - Durkheim, Émile PDF

TitleEl Suicidio - Durkheim, Émile
File Size2.8 MB
Total Pages352
Table of Contents
                            EL SUICIDIO: UN ESTUDIO DE SOCIOLOGÍA
	PÁGINA LEGAL
	ÍNDICE GENERAL
	NOTA DEL EDITOR
	PRÓLOGO
	INTRODUCCIÓN
		I. Necesidad de delimitar, por medio de una de.nición objetiva,
el objeto de la investigación. De.nición objetiva del suicidio. Cómo
previene esta las exclusiones arbitrarias y las aproximaciones engañosas;
eliminación de los suicidios de animales; relaciones del suicidio
con las formas ordinarias de la conducta
		II. Diferencia entre el suicidio considerado como algo individual y el
suicidio como fenómeno colectivo. Tasa social de suicidios; su de.nición.
Su constancia y su especi.dad, superiores a las de la mortalidad
general. La tasa social de suicidios es un fenómeno sui generis que constituye
el objeto del presente estudio. Divisiones de la obra
		Bibliografía general
	LIBRO PRIMERO LOS FACTORES EXTRASOCIALES
		I EL SUICIDIO Y LOS ESTADOS PSICOPÁTICOS
			Principales factores extrasociales susceptibles de in.uir sobre la
tasa social de suicidios; tendencias individuales lo su.cientemente
generales; estados del medio físico
			I. Teoría según la cual el suicidio sólo sería una consecuencia de
la locura. Dos formas de demostrarla: 1.°, el suicidio es una monomanía
sui generis; 2.°, es un síntoma de locura que no se encuentra
en otra parte
			II. ¿Es una monomanía el suicidio? Ya no se admite la existencia
de monomanías. Razones clínicas y psicológicas contrarias a esta
hipótesis
			III. ¿Es el suicidio un episodio especí.co de locura? Reducción
de todos los suicidios vesánicos a cuatro tipos. Existencia de suicidios
razonables que no entran en estas categorías
			IV. El suicidio, sin ser un acto de locura, ¿dependerá estrechamente
de la neurastenia? Razones que hay para creer que el neurasténico
es el tipo psicológico más general en los suicidas. Queda por
determinar la in.uencia de esta enfermedad individual sobre la tasa
de suicidios. Formas de determinarla: investigar si el porcentaje de
suicidios varía como el de la locura. Ausencia de toda relación en la
forma en que ambos fenómenos varían con el sexo, la confesión religiosa,
la edad, los países, el grado de civilización. Qué explica esta
ausencia de relaciones: indeterminación de los efectos de la neurastenia
....................................................................................................
			V. ¿Tendrá relaciones más directas con la tasa de alcoholismo?
Comparación de la distribución geográ.ca de las infracciones por
embriaguez, de la locura alcohólica y del consumo del alcohol. Resultados
negativos de la comparación
		II EL SUICIDIO Y LOS ESTADOS PSICOLÓGICOS NORMALES. LA RAZA – LA HERENCIA
			I. Necesidad de de.nir la raza. No puede ser de.nida más que como
un tipo hereditario, en cuyo caso la palabra adquiere un sentido indeterminado.
De donde se deduce la necesidad de mucha cautela
			II. Las tres grandes razas de Morselli. Gran diversidad de tendencia
al suicidio entre los eslavos, los celta-romanos y las naciones germánicas.
Los alemanes sólo tienen una inclinación al suicidio regularmente
intensa, pero la pierden fuera de Alemania. De la pretendida relación
entre el suicidio y la talla; resultado de una coincidencia
			III. La raza no puede ser un factor de suicidio, más que si este es
esencialmente hereditario; insu.ciencia de pruebas a favor de esta
herencia: 1.°, la frecuencia relativa de los casos imputables a la he-
		III EL SUICIDIO Y LOS FACTORES CÓSMICOS
			I. El clima no ejerce in.uencia alguna
			II. La temperatura. Variaciones del suicidio según las estaciones;
su generalidad. Cómo explica la escuela italiana la relación con la
temperatura
			III. Esta teoría se basa en una concepción discutible del suicidio.
Examen de los hechos; la in.uencia del calor o el frío anormales no
prueba nada: ausencia de relaciones entre la tasa de suicidios y la
temperatura de las estaciones y las nieves; el suicidio es raro en gran
número de países cálidos. Hipótesis según la cual los primeros calores
son los que resultarían nocivos. Incompatible: 1.°, con la continuidad
de la curva de suicidios en el ascenso y el descenso; 2.°, con
el hecho de que los primeros fríos, que deberían tener el mismo efecto,
parecen inofensivos
			IV. El suicidio, sin ser un acto de locura,
		IV LA IMITACIÓN
			I. Diferencia entre la imitación y otros muchos fenómenos con los
que ha sido confundida. De.nición de imitación
			II. Numerosos casos en los que los suicidios se contagian de individuo
a individuo; distinción entre el hecho del contagio y las epi-
			III. Debemos estudiar esta in.uencia a través de la distribución
geográ.ca de los suicidios. Criterios para reconocerla. Aplicación de
este método al mapa de los suicidios franceses por distritos, al mapa
por municipios de Sena-y-Marne, al mapa de Europa en general. Ningún
rasgo visible de la imitación en la distribución geográ.ca. Experimentos
por demostrar: ¿aumenta el suicidio con el número de lectores
de periódicos? Razones que inclinan a la opinión contraria
			IV. Razón que hace que la imitación no tenga efectos apreciables
sobre la tasa de suicidios; no es un factor original, sólo refuerza la
acción de otros factores. Consecuencia práctica de este debate, no
hay que prohibir la publicidad judicial. Consecuencia teórica: la imitación
no tiene la e.cacia social que se le ha atribuido
	LIBRO SEGUNDO CAUSAS SOCIALES Y TIPOS SOCIALES
		I EL MÉTODO PARA DETERMINARLOS
			I. Utilidad de clasi.car morfológicamente los tipos de suicidio
para remontarse a continuación a sus causas; imposibilidad de esta
clasi.cación. El único método viable consiste en clasi.car los suicidios
por sus causas. ¿Por qué es el mejor método para un estudio
sociológico del suicidio?
			II. ¿Cómo atajar estas causas? Los informes de las estadísticas
sobre las presuntas razones de los suicidios: 1.°, son sospechosas; 2.°,
no dan a conocer las verdaderas causas. El único método e.caz es
investigar cómo varía la tasa de suicidios en virtud de las diversas
concomitancias sociales .....................................................................
		II EL SUICIDIO EGOÍSTA
			I. El suicidio y las religiones. Agravación general debida al protestantismo;
inmunidad de los católicos y, sobre todo, de los judíos.
			II. La inmunidad de los católicos no procede del hecho de que
sean una minoría en los países protestantes, sino de su menor individualismo
religioso, a consecuencia de la mayor integración de la Iglesia
católica. Cómo se aplica esta explicación a los judíos
			III. Comprobación de la explicación: 1.°, la inmunidad relativa de
Inglaterra respecto a otros países protestantes, ligada a la mayor integración
de la Iglesia anglicana; 2.°, el individualismo religioso varía
como la tendencia al saber; ahora bien, a) la a.ción por el saber es
mucho más pronunciada entre los pueblos protestantes que entre los
católicos; b) la a.ción por el saber varía como el suicidio siempre que
re.eja un avance del individualismo religioso. Cómo la excepción de
los judíos con.rma esta ley ................................................................
			IV. Consecuencias de este capítulo: 1.°, la ciencia es el remedio
para ese mal cuyo síntoma es el aumento de los suicidios pero no su
causa; 2.°, si la sociedad religiosa inmuniza contra el suicidio es porque
es una sociedad fuertemente integrada
		III EL SUICIDIO EGOÍSTA (CONTINUACIÓN)
			I. Inmunidad general de los casados calculada por Bertillon. Inconvenientes
del método que ha tenido que emplear. Necesidad de aislar
completamente la in.uencia de la edad y del estado civil. Tablas en las
que se ha efectuado esa separación. Leyes que se desprenden
			II. Explicación de esas leyes.
			III. La ligera inmunidad de la que gozan los hombres casados sin
hijos, ¿se debe a la selección conyugal? Prueba contraria obtenida de
la agravación en las esposas sin hijos. Cómo explicar la persistencia
parcial de ese coe.ciente en el viudo sin hijos sin recurrir a la selección
conyugal. Teoría general de la viudez
			IV. Tabla resumen de los resultados precedentes. Es a la acción de
la familia a la que se debe casi toda la inmunidad de los esposos y
toda la de las esposas. Crece con la densidad de la familia, es decir,
con su grado de integración
			V. El suicidio y las crisis políticas nacionales. Cómo la regresión
es real y surge debido a que, en tiempos de crisis, la integración es
más fuerte
			VI. Conclusión general del capítulo. Relación directa entre el suicidio
y el grado de integración de los grupos sociales, sean cuales
fueren. Causa de esta relación; por qué y en qué condiciones necesita
el individuo a la sociedad. Cómo se incrementa el suicidio cuando
falla la sociedad. Pruebas que con.rman esta explicación. Constitución
del suicidio egoísta
		IV EL SUICIDIO ALTRUISTA
			I. El suicidio en las sociedades inferiores; caracteres que lo distinguen,
opuestos a los del suicidio egoísta. Constitución del suicidio
altruista obligatorio. Otras formas de este tipo
			II. El suicidio en los ejércitos europeos;
			III. Cómo justi.can los resultados obtenidos el método empleado
		V EL SUICIDIO ANÓMICO
			I. El suicidio aumenta con las crisis económicas. Esta progresión
se mantiene en las crisis de prosperidad; ejemplos de Prusia y de
Italia. Las exposiciones universales. El suicidio y la riqueza
			II. Explicación de esta relación. El hombre no puede vivir más que
si sus necesidades están en armonía con sus medios, lo que implica una
limitación de estos últimos. Es la sociedad la que los limita; cómo se
suele ejercer esta in.uencia moderadora. Cómo la obstaculizan las crisis;
de ahí la irregularidad, la anomia, los suicidios. Con.rmación obtenida
a través de las relaciones entre el suicidio y la riqueza
			III. La anomia es crónica en el mundo económico actual. Suicidios
que resultan de ella. Constitución del suicidio anómico
			IV. Suicidios debidos a la anomia conyugal. La viudez. El divorcio.
Paralelismo entre los divorcios y los suicidios. Se debe a que la
		VI FORMAS INDIVIDUALES DE LOS DIFERENTES TIPOS DE SUICIDIOS
			I. Formas fundamentales que adoptan las tres corrientes suicidógenas
al encarnarse en los individuos. Formas mixtas que resultan de
la combinación de esas formas básicas
			II. ¿Debemos tener en cuenta en esta clasi.cación la forma de
muerte elegida? Cómo la elección depende de causas sociales. Pero
tales causas son independientes de aquellas que inclinan al suicidio
y, por tanto, no pertenecen a la presente investigación.
Cuadro sinóptico de los diferentes tipos de suicidio
	LIBRO TERCERO EL SUICIDIO COMO FENÓMENO SOCIAL EN GENERAL
		I EL ELEMENTO SOCIAL DEL SUICIDIO
			I. Resultados de lo anterior. Ausencia de relación entre la tasa de
suicidios y los fenómenos cósmicos o biológicos. Relación clara con
los hechos sociales. La tasa social corresponde, pues, a una tendencia
colectiva de la sociedad
			II. La constancia y la individualidad de ese porcentaje no puede
explicarse de otro modo. Teoría explicativa de Quételet: el hombre
medio. Refutación: la regularidad de los datos estadísticos se re.eja
incluso en datos que caen fuera del término medio. Necesidad de
admitir la existencia de una fuerza o grupo de fuerzas colectivas, cuya
intensidad expresa la tasa social de suicidios
			III. Lo que ha de entenderse por fuerza colectiva: una realidad
exterior y superior al individuo. Exposición y examen de las objeciones
planteadas a esta idea: 1.°, un hecho social no puede transmitirse
más que por tradiciones individuales. Respuesta: la tasa de suicidios
			IV. Aplicación de estas ideas al suicidio
		II RELACIONES DEL SUICIDIO CON EL RESTO DE LOS FENÓMENOS SOCIALES
			I. Exposición histórica de las disposiciones jurídicas o morales
sobre el suicidio en diversas sociedades. Evolución continua de la
reprobación de la que es objeto, salvo en épocas de decadencia. Razón
de ser de esta reprobación que está más fundada que nunca en la
constitución normal de las sociedades modernas
			II. Relaciones del suicidio con otras formas de inmoralidad. El
suicidio y los atentados contra la propiedad; ausencia de toda relación.
El suicidio y el homicidio; teoría según la cual ambos constituyen
un mismo estado orgánico-psíquico, dependiente, sin embargo,
de condiciones sociales antagónicas
			III. Discusión de la primera parte de la proposición. Cómo el
sexo, la edad y la temperatura no actúan del mismo modo sobre ambos
fenómenos
			IV. Discusión de la segunda parte. Cuando no hay antagonismo.
Casos más numerosos, donde sí aparece. Explicación de estas aparentes
contradicciones; existencia de diferentes tipos de suicidio, unos
excluyen al homicidio y otros dependen de las mismas condiciones
sociales. Naturaleza de esos tipos; por qué los primeros son hoy más
numerosos que los segundos. Cómo aclara lo anterior la cuestión de
las relaciones históricas entre el egoísmo y el altruismo
		III CONSECUENCIAS PRÁCTICAS
			I. La solución del problema práctico varía según se atribuya al estado
actual del suicidio un carácter normal o anormal. Cómo plantear
la cuestión a pesar de la naturaleza inmoral del suicidio. Razones para
creer que la existencia de una tasa moderada de suicidios no tiene nada
de patológico. Razones para creer que la tasa actual entre los pueblos
europeos es síntoma de un estado patológico
			II. Medios propuestos para conjurar este mal: 1.°, medidas represivas.
Cuáles serían posibles. Por qué sólo tendrán una e.cacia limitada;
			III. Del grupo profesional. Por qué es el único capaz de cumplir
esta función.
			IV. Conclusión. El estado actual del suicidio es un indicio de miseria
moral.
	INDICE DE LÁMINAS
                        

Similer Documents